Satisfacción y, sobre todo alivio, fueron los primeros sentimientos que afloraron ayer nada ver pasar a “Kowalsky” segundo en el Premio Hipódromo de la Castellana. Una medalla de plata que nos calma...